mis momentos preferidos


Cómo comenzar a escribir este post sin emocionarme? no, no puedo. Mientras lo escribo sonrío al mismo tiempo que se me escapa una lágrima de alegría.
Mis momentos preferidos eran aquellos en los que pintaba con mis hijos cuando eran pequeños, a veces los dejaba dibujando personajes, recortando, haciendo collages; me acuerdo de los caballos de mi hijo Mateo y de las niñas con vestidos fantásticos de mi hija Chiara en la mesa del comedor mientras escuchábamos música y cocinaba, de vez en cuando me llamaban para mostrarme lo que habían hecho y me senataba un rato para verlos dibujar al mismo tiempo tiempo que disfrutaba unos ricos mates. 
Sabía en mi interior que esos momentos había que disfrutarlos a tope, porque pasan muy rápido. 
Los hijos crecen muy rápido. 
Siempre decía que quería parar el tiempo en esos momentos, y que duraran mucho más.
Ese deseo, ese sentir, lo que esos ratitos me regalaban a mí era lo que mas quería conservar, y poco a poco fui viendo que podía alargar los "momentos preferidos", si los compartía con más niños/as.
Así nació LA LUNA, Taller de Arte, un sueño que costó lo suyo pero que hoy es una realidad.
Agradezco a la VIDA por tanto amor y por dejarme revivir cada tarde esos momentos que me llenaban el alma cuando mis hijos eran chiquitos.